Parámetros para reducir los daños para la salud debidos a la contaminación del aire de interiores

Parámetros para reducir los daños para la salud debidos a la contaminación del aire de interiores

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicadas ponen de relieve los peligros de quemar en los hogares combustibles como el carbón no tratado y el queroseno, y establecen metas para reducir las emisiones de contaminantes nocivos para la salud procedentes de fogones, estufas y lámparas de mecha de uso doméstico.

En las nuevas Directrices de la OMS sobre la calidad del aire de interiores – Quema de combustibles en los hogares se subraya la necesidad de mejorar el acceso de los hogares a fuentes de energía menos contaminantes, como el gas de petróleo licuado, el biogás, el gas natural y el etanol, o la electricidad, especialmente en países de ingresos bajos y medianos.

Casi 3000 millones de personas en todo el mundo siguen sin acceso a combustibles y tecnologías menos contaminantes para cocinar, caldear espacios y alumbrarse. Cada año millones de personas mueren como consecuencia de la contaminación del aire en los hogares: 34% por accidentes cerebrovasculares, 26% por cardiopatías isquémicas, 22% por neumopatías obstructivas crónicas, 12% por neumonía infantil y 6% por cáncer de pulmón.

Estas enfermedades se deben principalmente a los elevados niveles de partículas finas en suspensión y de monóxido de carbono emitidos al quemar combustibles sólidos como madera, carbón, excrementos de animales, residuos agrícolas y carbón en fogones, estufas o lámparas de mecha poco eficientes.

Evitar el carbón no tratado y el queroseno

Se recomienda dejar de utilizar el carbón no tratado como combustible doméstico. El carbón contiene elementos tóxicos como arsénico, plomo y mercurio. La combustión incompleta de carbón en fogones y estufas poco eficientes puede provocar enfermedades graves y muerte prematura.

También se desaconseja el uso del queroseno como combustible doméstico por la preocupación que suscitan sus efectos negativos en la calidad del aire y la seguridad. Además, el queroseno está relacionado con quemaduras, incendios e intoxicaciones.

A la vez, en las nuevas directrices se recomienda a los países que no utilicen carbón no tratado ni queroseno como fuentes de energía doméstica, y que busquen otros combustibles para sustituirlos.

«Se está trabajando intensamente para mejorar el tipo de fogones de biomasa normalmente utilizados en los países en desarrollo para preparar comidas, pero solamente los fogones que logren las metas de reducción de las emisiones procedentes de la quema de combustibles en los hogares pueden garantizar un menor riesgo debido a la contaminación del aire en los hogares para la salud de las mujeres y los niños.»

Las oficinas de la OMS regionales y en los países prestarán apoyo a los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, el sector privado y los asociados para el desarrollo en la aplicación de las directrices, que se examinarán y actualizarán periódicamente.

Fuente OMS http://www.who.int/

Kathygamez comentarios

Share

Yo soy la reina de este blog :) .. Costeña, bloguera y Youtubera de belleza y maquillaje, reviews, belleza, haul, etc... adicta a la tecnología y a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *