Private labeling en el mercado cosmético.

Private labeling en el mercado cosmético.

Hola chicas!. Hoy tenemos un nuevo post de nuestra amiga Lina Toro sobre maquillaje pero no precisamente  aplicado sino más bien desde el punto de vista empresarial, para ser más puntuales, lina nos va a contar detalladamente sobre el “Private Labeling”, está muy interesante así que espero que lo lean hasta el final para que en la sección de los comentarios podamos debatir un poco al respecto. Nos gustaría a ambas conocer que opinan ustedes sobre esto y si están de acuerdo o no.

Lazo - copia

Hoy vuelvo como invitada al blog de Kathy para contarles un poco sobre un tema que hemos discutido mucho y es el boom de marcas de maquillaje en el mundo y ultimamente en el mercado colombiano.

Este post se trata sobre el sistema “Private Labeling” como herramienta de producción  y en que consiste

El término se aplica a un sistema de maquila particular que ofrecen ciertas marcas para permitirle al empresario tener un producto listo, desarrollado bajo ciertas caracteristicas y colores, que se entrega ya listo, empacado y en muchos casos hasta marcado con el logo que el cliente elija.

El sistema de “Private Label” es algo que conozco desde hace tiempo, no es algo nuevo y de hecho es una estrategia comercial bastante popular internacionalmente.base Para aclarar algunas dudas que pueden surgir, la colección de maquillaje “Etui”  que cree para Sweetpea and Fay conto con productos, formulas, colores etc que fueron desarrollados desde cero como  parte de  una colaboración planteada entre la marca y yo. Es decir, quiero que quede claro que  “etui” NO es “Private Labeling” y nunca hubiera pensado en crear “Etui” bajo ese esquema.

Pero mientras creabamos “etui”  tuve la oportunidad durante el proceso de creación e investigación de conocer algunos casos paralelos de desarrollo de marca que estaban operando bajo esa plataforma y esto me permitió saber un poco de como funcionaba y que le ofrecia esta alternativa a los nuevos empresarios interesados en desarrollar productos cosméticos.

En medio de todo este tema, cabe destacar que uno de los planteamientos más duros que se hacen es que muchos lo ven como un recurso  “ no honesto” pues consiste en que la persona que quiere iniciar su marca recurre a un laboratorio que le ofrece un catálogo completo del cual elegir para que la empresa o empresario le ponga su nombre. Esto también implica a los ojos de muchos que en el caso de las empresas colombianas que recurren al sistema, el producto y la marca no está apoyando la industria nacional  y por lo tanto solo se genera un bienestar al creador de la marca pero no un beneficio a la economía nacional ni un ambiente de sana competencia del mercado.

Para los que se sorprenden de saber de la existencia de este sistema les cuento, el “Private Labeling” nos ha llegado en los últimos años bajo una sombrilla mucho mas grande llamada “maquila”.

Muchas marcas  han estado por años comprando productos chinos de un catálogo para luego remarcarlos ya sea por falta de estructura o incapacidad de conseguir ciertas texturas, pigmentos o packaging lo que implica que han delegado a empresas internacionales la creación y desarrollo de los productos.

Si bien hay marcas  que compran el producto y lo marcan y ya, hay también las que contratan a las maquiladoras internacionales para que les hagan sus productos según sus requerimientos en cuanto a color, packaging e ingredientes. En este caso las empresas colombianas deben pasar por un proceso de comprar la licencia, la fórmula y proceder a hacer unas ordenes mínimas para maquilar; luego importar el producto finalizado y legalizarlo en colombia para poderse comercializar legalmente.

Ese en particular es un sistema costosisimo. Es decir, se necesita tener una empresa sólida con capacidad de inversión super alta y dispuesta a viajar para realizar la revisión del producto que se esta maquilando, luego correr con los riesgos que implica traer un producto delicado como es el maquillaje, legalizarlo y sacarlo de aduana a tiempo para que el producto no se venza, y después formalizar con la DIAN y el INVIMA para que se pueda vender en Colombia. Estamos hablando de MUCHA mucha plata.

Pero para las personas que no desean correr con el riesgo completo, ni económica ni comercialmente esta la opcion del “Private Label”. Esta variación del sistema de maquila permite que cualquier persona con un capital bajo pueda comprar de un catálogo e importarlo como si el producto no fuera una producción completa. Es decir los costos de ingreso al país no son tan altos, los impuestos son “pagables” y las cantidades pueden ser hasta de 150 productos por línea o categoría. Hay “Private Label” que da la posibilidad hasta de comprar solo 50 unidades de cada producto y te lo ponen en Colombia marcado y listo para venderse.

esmaltes

El sistema de “Private Label” lo han aplicado por años sin que sea un tema abierto peluqueríass, spas, hoteles y hasta aerolineas. En estos mercados en particular es super importante ahorrar tiempo, entonces no es posible pasar por el proceso largo de creación y elaboración de un producto desdela formulación. Solo se compra, se marca y luego se vende con la tranquilidad para la marca de que el cliente sabe que el producto cumple con los reglamentos de calidad y sanidad necesarios en cualquier país.

Sin embargo, esta es la otra cara de lo que no es tan cool para el usuario. En el mercado americano por la popularidad de este fenómeno encontramos que tras la creacion de un producto revolucionario, por ejemplo, los labiales liquidos que secan matte aparece una demanda ENORME. Las marcas más grandes son las que primero se meten a producir esa fórmula bajo el sistema de “Private Label” pues las fórmulas nuevas son las más caras y luego, cuando el “hype” baja, llega una persona cualquiera y puede “acceder” a sacar los suyos con el mismo laboratorio. La diferencia? dos productos IGUALES solo que con una diferencia de precio ABISMAL y marcados diferente.

Despues de leer esta nota nos encantaria saber que piensan. Cuando empece a escribir el articulo pense en dar mi opinión al respecto pero creo que a este punto puede ser mas interesante generar una discusión sana. Yo personalmente evito tomar partidos y me limito a generar el planteamiento y dejar sobre la mesa un tema que creo que a muchos nos puede interesar.

Mejor dicho para no extenderme más.. ahi les dejo estas preguntas para que cada cual se plantee y se forme su propia opinión:

Creen que si no se crea el producto desde cero a la medida del cliente es realmente correcto éticamente? si estás comprando algo que muchas otras marcas pueden ofrecer pero la única diferencia es la etiqueta estás actuando responsablemente como usuario? donde queda la creatividad que implica crear un producto y no limitarse a establecer una marca? Estás apoyando la industria nacional al comprar un producto que tiene detrás un empresario colombiano pero no fue hecho en colombia y no fue hecho desde cero bajo una formula exclusiva? es competencia sana para las limitaciones de texturas e ingredientes que tiene para ofrecer un negocio de cosmetica nacional? Si el empresario es colombiano y no hay oferta ni una solución clara para alguien que quiera hacer un producto de calidad está actuando ese empresario mal al tener que comprar afuera?

Por último mil gracias Kathy por invitarme de nuevo a tu blog a contarles un poco de este fenómeno. A ella y a mi nos interesa mucho su opinion al respecto asi que los invitamos a que nos dejen sus comentarios…

un abrazo! Lina Toro

Kathygamez comentarios

Share

Lina lleva mas de 5 años trabajando como Makeup Artist en la ciudad de Medellín donde además realiza workshops y talleres de maquillaje, es experta en maquillaje artístico para todos los ámbitos, en su portafolio hay desde maquillaje para editoriales, efectos especiales hasta caracterización para teatro y maquillaje para eventos. Lina fue parte del equipo de producción y key makeup artist para el documental realizado por Jeff y Michael Zimbalist para ESPN "The Two Escobars" de la serie "30for30" el cual fue elección oficial del festival de CANNES y Tribecca. Es la única y primera latinoamericana en ser parte del International PRO MUA Team de Sweetpea and Fay Cosmetics NY, con la cuál lanzó a nivel internacional su colección de maquillaje "Etui" SS13. Actualmente trabaja con ellos como encargada de la dirección de arte, maquillaje y producción de todas sus campañas. Es embajadora de marca de Coketa, Sweetpea and Fay, Maybelline N.Y y Pai Pai Mexico y key makeup artist del blog Maximo Official para sus editoriales de moda.

Comments

  1. diana moreno Says: junio 17, 2014 at 11:07 am

    para mi la falta de ética esta en ofrecer el mismo producto a diferentes precios solo por la marca o etiqueta, el lujo d ofrecer productos mas costosos son aquellas marcas que como dices empiezan de cero. pueden hablar también acerca de las marcas d cosméticos que son probados en animales? se me hace un tema muy interesante

    • Hola Diana, gracias por tu aporte, tienes mucha razón hay algunas marcas que venden el mismo producto y con unas diferencias de precio abismales. Gracias por la sugerencia del tema de cosméticos no probados en animales. Yo les voy a presentar esta semana una marca colombiana que no testea en animales

  2. Daré mi punto de vista no como consumidora ni como blogger, sino como ingeniera industrial. Debo decir que en el caso de Colombia, muchas marcas optan por esto simplemente porque nuestra tecnología, nuestra capacidad logística no está a la altura de países (sobre todo asiáticos) en los que las maquilas son el día a día. Yo creo que en el caso de un país como el nuestro, en el que los fabricantes deben sacar adelante sus empresas con las uñas debido a la alta competencia de las crecientes importaciones; que estas nuevas marcas opten por Private Label no es falta de ética. Pienso que es la única manera de tener un precio competitivo con marcas de mayor tradición que si son robustas para crear sus propias fórmulas. Si no existiera la opción de Private Labeling es muy probable que siguiéramos usando las mismas marcas de nuestras abuelas y una que otra importada del extranjero a precios de mercado exclusivo.
    Estaré pendiente de qué rumbo toma el debate,
    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *